Te imaginas tener un espacio pensado exclusivamente para guardar toda tu ropa, zapatos y accesorios, aprovechando al máximo tu espacio, pues el Walk In Closet lo hace realidad.


El nombre se debe a su traducción literal del inglés, que quiere decir clóset dentro del cual se puede caminar. Esta tendencia revoluciona el concepto del clóset tradicional, destacando su amplitud y tamaño, ya que en esencia son una pieza menor e independiente de tu alcoba, diseñada para almacenar tus prendas.


Como requerimientos mínimos, un Walk In Closet debe tener un lugar para colgar blusas y camisas, otro para sacos y abrigos cortos, uno para vestidos y abrigos largos, área para pantalones y faldas, así como zapateros y cajoneras que permitan aprovechar cada centímetro de la habitación. También es muy útil tener repisas en formas de cubo para ropa o accesorios que desees ubicar fácilmente.


En cuanto al diseño lo primero que se debe pensar es si el espacio es para ella, él o es para pareja, ya que de esto depende la selección de cajonera y compartimientos para guardar accesorios, por lo que, si bien la simetría no es problema, si se recomienda dividir la estancia para el lado de él y el de ella. Si las dimensiones lo permiten, es posible incluir elementos como un tocador o área con espejo de cuerpo completo.


Para muchas personas, el orden de la ropa es fundamental, por lo que esta tendencia de clósets/vestidor, brinda una solución integral para almacenar y ordenar nuestras prendas, en un espacio que es fácil de limpiar y grato de admirar.